Queja a la Consejería de Sanidad

Con esta queja/denuncia, buscamos que solucionen los problemas que giran entorno a la formación de los socorristas. Se dan caso en los que hay socorristas que no tienen los conocimientos apropiados en primeros auxilios, la formación física e incluso que no saben nadar. Y todo esto es culpa de una formación deficiente por parte de algunas escuelas,  y gracias a una desinhibida acción inspectora por parte de la administración.

Descargar queja: Queja Consejeria de sanidad

“Exposición de motivos:

Al Ministerio de Sanidad.
A la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
A la D. G. de Planificación, Investigación y Formación de la CAM.

Sobre la Formación de Socorristas:

1er PROBLEMA: Para hacer un curso de socorrista en la Comunidad de Madrid, es necesario hacer las siguientes gestiones:

https://goo.gl/rvQGJL

“Solicitud.
– Proyecto Docente para la obtención de los diplomas de socorrista acuático en la Comunidad de Madrid (ver impresos en el apartado Gestión)
– Documentación que acredite el perfil de los docentes (Anexo V de la Orden 1319/2006, de 27 de junio de la Consejería de Sanidad y Consumo). Sólo en la primera solicitud y en sucesivas solicitudes cuando se produzca el alta de algún docente (ver Información relacionada).
– Modelos de examen y control de asistencia.
– Manual del alumno. Solo en la primera solicitud y en sucesivas solicitudes, siempre que se produzcan modificaciones.
Conforme regula el artículo 28.7, de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas “Los interesados se responsabilizarán de la veracidad de los documentos que presenten”.

Una vez una empresa envía la documentación:

“La Consejería de Sanidad evalúa los proyectos docentes de los centros que imparten cursos en materia de socorrismo acuático en la Comunidad de Madrid con los contenidos recogidos en la Orden 1319/2006, de 27 de junio, de la Consejería de Sanidad y Consumo.

Valorado favorablemente el Proyecto Docente, los centros solicitarán la acreditación de los cursos correspondientes al periodo de vigencia anual del proyecto.”
En la muchos casos al no tener apenas personal la consejería de sanidad, se aprueba el proyecto por silencio administrativo a los 3 MESES:

“Efecto del silencio administrativo: estimatorio, excepto en determinados supuestos…”

Por lo que hay empresas que quizás no cumplan los requisitos  y que están formando socorristas. ¿Cuántos expedientes tienen encima de la mesa a fecha 28-08-2017?

2º PROBLEMA
Una vez se da el silencio administrativo o no, no hay ningún control por parte de la Consejería de Sanidad mediante las correspondientes inspecciones. No se puede verificar la realización o no de los cursos, esto conlleva que incluso haya socorristas que se saquen la titulación en curso online: https://goo.gl/8SGL8J

Esto conlleva que no haya un formación homogénea y que no se pueda verificar si los socorristas tienen las capacidades físicas y formativas necesarias para el desempeño del trabajo.

2.- ¿Cómo solucionar los problemas?

1.- Más personal en la Consejería de Sanidad, para la resolución de expedientes de los cursos formativos y/o anular el silencio administrativo favorable y para vigilar la realización de los cursos o no y la calidad de la oferta formativa.
2.- Pruebas físicas, prácticas y conceptuales de todos los socorristas por parte la consejería de educación, antes de iniciar la temporada de verano, para poder ver la idoneidad o no de los socorristas para el desempeño del trabajo.

Sin más ruego se tenga en cuenta el contenido de dicha carta y sepa usted que en lo que llevamos de año llevamos al menos 5 muertes por Ahogamiento en la Comunidad de Madrid según datos de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.”

La idea es que lleguen el mayor número de quejas al Ministerio de Sanidad y a la Consejería de Sanidad de la CAM, para que por un lado se den por enterados de la dantesca situación que viven las empresas formadoras y por otro los socorrista profesionales que tenemos que competir en un mercado donde todo el mundo puede ejercer.